• contact.us@dress60.com

Queremos que abraces al repartidor

Queremos que abraces al repartidor

En el mundo del aquí y ahora, de las exigencias y el poco tiempo, de darle al botón adecuado en la pantalla de tu smartphone y que a la media hora aparezca una pizza en la puerta de tu casa. Y no solo una pizza, dicen que si tienes paciencia y esperas unos días, pueden llegarte desde zapatillas hasta un traje de firma, pasando por el último modelo de todos y cada uno de los artilugios tecnológicos que se te ocurran. Deseas que el próximo timbre que suene sea el tuyo, que detrás de ese telefonillo esté esa especie de nuevo superhéroe: el repartidor. Te entrega el paquete y le abrazas, le abrazas casi más fuerte que a cualquier miembro de tu familia; o no lo haces pero te gustaría haberte atrevido. Ser repartidor en los tiempos que corren tiene que ser la bomba. Pero para que este héroe moderno llegue al felpudo de tu casa hubo un proceso previo. 4 quesos, barbacoa, y una tercera cualquiera pero que no lleve cebolla que seguro que a alguien no le gusta. Como si fuera así de fácil decidirse. Pero ahora damos un paso más allá y en vez de hablar de comida, sin tener la más mínima intención de restarle importancia a este placer de la vida, nos centramos en lo que a Dress60 más le incumbe: la moda online. 

Desde hace unos años, los sites de venta se han multiplicado y destronado, en algunos casos, la idea de visitar las tiendas físicas. Como ya comentábamos en alguno de nuestros post de instagram, basándonos en datos del observatorio Cetelem, el sector de la moda es uno de los más populares dentro del intrigante mundo del ecommerce. La realidad de nuestros días es que los consumidores confían cada vez más en los portales de venta online para rellenar sus armarios de ropa, calzado y complementos. Grandes y pequeñas firmas, todos sin excepción, tienen muy en cuenta este canal a la hora de seguir sus estrategias de venta. Solo hay que echar un vistazo a la amplia variedad de ofertas que podemos encontrar en la web; desde páginas que nacieron con el propósito de ser solo virtuales, hasta marcas habituales que deciden dar el paso a esta modalidad al ver en ella una gran oportunidad de crecimiento. Todas ellas aprovechan la accesibilidad de este canal para que sus clientes encuentren lo que buscan en cada momento y así facilitarles la tarea de ir de compras.

Desde su nacimiento, en el comercio online se ha trabajado mucho para que este fuera cada vez más sencillo y práctico de utilizar. Además, los expertos del sector han tenido que enfrentarse a uno de sus grandes enemigos, sino el mayor: la confianza que la gente deposita en un medio online es siempre menor que la que sienten con respecto a una tienda habitual. Si centramos nuestra atención en el sector de la moda, esta falta de confianza se refleja en datos como el siguiente: es el sector en el que la tasa de rechazo es más alta. Esto quiere decir que el ratio de conversión entre visitas al site y la materialización de esa visita en una compra final es bastante baja en comparación con otros segmentos del mercado como, por ejemplo, el tecnológico.

Cualquiera que haya comprado por Internet entiende esta sensación de riesgo y duda. Nosotros, como consumidores, también lo experimentamos y por eso nuestro proyecto tiene un enfoque funcional, ya que son varios los motivos que influyen a la hora de decidirse por una compra online. En su mayor parte, estas razones tienen que ver con la diferencia entre la expectativa que tenemos respecto a la prenda que vemos online y la realidad final que llega a nuestra casa. Pero en Dress60 queremos que no tengas que aferrarte solamente a tu imaginación, queremos que tus expectativas se basen en algo, sino tangible 100%, al menos muy cercano a ello.

 

Queremos que cuando tu paquete llegue a casa abraces al repartidor. Por eso creemos y trabajamos día a día en un proyecto que esperamos, dentro de poco, deje de ser nuestro para empezar a estar al alcance de todos.

 

 

Dress60es

Deja tu mensaje